Las depiladoras eléctricas, son sin duda el sistema más adecuado para conseguir una depilación perfecta en muy poco tiempo. El único problema que puede surgir, es que al existir tantas marcas y tantos tipos de depiladoras, no sepamos elegir la más adecuada para nuestras necesidades.

En este artículo, hemos realizado un completo estudio sobre los diversos aspectos a tener en cuenta antes de comprar la depiladora:

El precio:

Uno de los aspectos más importantes a la hora de elegirla es el precio. Encontraremos en el mercado maquinas eléctricas con un rango de precios que pueden ir entre los 30 y los 100 €.

En función de nuestro presupuesto, podemos adaptarnos a las diferentes marcas. Algunas de estas depiladoras eléctricas suelen tener diferentes accesorios que encarecen el producto.

Situemos en cuenta que utilizaremos este artículo de manera habitual, conviene aplicar el sentido común y optar por un modelo que proporcione buenas prestaciones y que esté fabricado con buena calidad. Ya me ha pasado muchas veces y lo digo por experiencia, que las depiladoras baratas suelen salir bastante caras.

Factores a tener en cuenta:

Velocidades: los fabricantes de depiladoras conocen nuestra forma de vida, saben que no podemos perder tiempo, y han diseñado productos con diferentes velocidades.

Aunque la velocidad más alta puede ser la que nos permita depilarnos en menos tiempo, también nos daremos cuenta que es la que tiene un resultado más agresivo para nuestra piel. Yo siempre utilizo una velocidad intermedia, o tirando a rápido, pero si me irrita, término el proceso con alguna crema hidratante o algún gel de aloe vera que me proporcione una sensación calmante.

Adaptación: no todas las máquinas de depilar son cómodas ni se adaptan fácilmente a nuestra utilización. Se recomienda elegir una depiladoras ergonómica, fácil de usar, ligera, y a poder ser inalámbrica.

Las que tienen cable, no necesitan ser cargadas y suelen ser más baratas, sin embargo, yo soy de las que prefiero una depilación cómoda, precisa y rápida, sin tener que andar buscando un lugar con enchufes. Muchas veces, sólo depilarme en la hamaca del jardín, un lugar perfecto para después darme un baño en la piscina.

Depiladora sin dolor: Otro factor a tener en cuenta, pero que puede aumentar el presupuesto de nuestra máquina es la tecnología anti dolor. Se trata de una nueva gama de depiladoras eléctricas que se diseñan para conseguir una perfecta depilación, pero con el objetivo de minimizar al máximo el dolor.

Uso en mojado: otros modelos, permiten su utilización con la piel mojada. De esta manera,  se consigue eliminar el vello con una menor irritación.

Con luz: por último, comentar que algunos modelos modernos de depiladoras eléctricas suelen incorporar su propia fuente de luz, para ayudar a detectar y eliminar con mucha mayor facilidad el vello.

Además de maquinas para depilar también tenemos: