Todos tenemos algo de pelo en algunas partes de nuestro cuerpo que no nos gusta que se vea, y que tratamos de evitar mediante los sistemas menos dolorosos posibles. Por suerte, la depilación es un método rápido y fácil y barato para eliminar los pelos no deseados.

El problema, es que existen tantos tipos de cera diferentes, que saber elegir el producto adecuado para cada parte específica puede ser algo confuso y abrumador. Además, si es la primera vez que te acercas al mundo de la depilación con cera, seguramente escuché es una jerga desconocida, con muchos términos confusos, que puede hacer que te equivoques en tu elección y pierdas la motivación.

 

 

Tipos de cera para depilar

En este artículo hemos intentado resumir los diferentes tipos de cera en función de las zonas donde se aplican, así como de sus propiedades específicas.

De esta manera, creemos que tendrás una mejor disposición a la hora de comprar los productos, hablar con las personas encargadas de los salones de belleza, e incluso poder recomendar y aconsejar la depilación a tus propios amigas.

La cera normal:

la cera normal, también conocida como cera suave, para distinguirla de la dura, debe calentarse previamente y extenderse a lo largo del trozo de piel elegido formando una delgada capa que cubre la parte superior, de modo que los pelos se queden adheridos.

Generalmente, se aplica directamente sobre la piel utilizando un palo de madera o un rodillo. Una vez extendida, antes de que se enfríe, se suele colocar una tira de tela o de papel especial para que la cera se quede pegada aquí y no en tu piel.

Tras separar la tela con un movimiento ágil y rápido, conseguiremos una depilación lo más indolora posible, aunque a veces duele un poco, e intentando buscar un efecto de piel suave.

Este proceso, no se vuelva a repetir en la misma zona, nunca se repite varias veces, ya que puede acabar arrastrando las propias células de la piel, causar daños y sangrados.

La cera dura:

Existe otro tipo de cera, denominada dura, que se utiliza generalmente para las áreas más sensibles, y de más difícil acceso, tales como el bigote, las axilas o la zona del bikini.

Al igual que ocurre con la suave, la cera dura también debe aplicarse caliente directamente sobre la piel. Una vez que se enfríe, se endurecerá, y es cuando se podrá retirar siempre en la dirección opuesta al crecimiento de los pelos.

La ventaja de este tipo de cera dura, es que únicamente se pega al pelo, nunca la piel, por lo que el proceso de retirada siempre es mucho menos doloroso, permitiendo su aplicación varias veces sin producir daños aparentes.

La cera negra:

Se trata de un producto novedoso, de origen natural procedente principalmente de la cera de abejas, y que aparte de arrancar los pelos más resistentes de la piel, también ofrece un efecto secundario de hidratación.

En el largo plazo, un uso continuado de este tipo de cera favorece la debilitación del pelo retardando su aparición, y permitiendo que nazca con mucha menos densidad y mucha menos fuerza.

La cera fría:

Hace referencia a un tipo de bandas de papel o de tela, que incorporan la cera en una de sus superficies, en estado frío. Es necesario frotar la banda con las dos manos para aprovechar el calor de la ficción.

De esta manera, podemos realizar el proceso de depilación, sin tener que utilizar aparatos para calentar la cera, microondas, ya sean fundidores, o el típico cazo que utilizamos en nuestras cocinas.

Resulta útil, sobre todo para llevarlo en el bolso o en la maleta de viaje.

La mejor cera para depilar

A la hora de elegir la mejor cera para depilar, tenemos que ser coherentes con lo dicho anteriormente, y pararse a pensar un momento sobre cuál va a ser la zona depilar. No es que exista una cera que pueda considerarse la mejor para todos los casos. En función de la zona, la dificultad y la sensibilidad de la piel, deberemos elegir uno u otro tipo.

Quizás, podamos pensar que la cera negra es la mejor de todas, la que mejores resultados consigue y la que deja mejor la piel, sin embargo, en nuestro caso particular, si no disponemos del tiempo suficiente, ni de los aparatos adecuados para calentar la cera, puede ser que nos resulte mucho más útil y conveniente utilizar la cera fría.

Si la zona a depilar es muy delicada, entonces la mejor opción siempre será utilizar una cera dura.

Para depilar la cara

La piel de la cara, tanto el bigote, como el resto de zonas cercanas a los labios, se considera una zona de difícil acceso, fácilmente irritable y delicada. Por lo tanto, elegiremos una cera dura y utilizaremos el método que más nos convenga en ese momento. Existen tiras faciales que utilizan cera dura, ideales para eliminar tanto el bigote, las patillas, el mentón como la pelusa de tipo melocotón.

Se consigue una piel suave que puede llegar a durar de dos semanas hasta un mes. Para aquellas personas con la piel excesivamente sensible, yo les aconsejo utilizar luego algún tipo de hidratante natural, a poder ser que tenga extractos de aloe vera.

Para depilar las cejas

Para depilarse las cejas, no es necesario utilizar únicamente las pinzas, como hace la mayoría de gente. Podemos combinar las pinzas con la depilación de cera para conseguir un resultado mucho más profesional.

Las tiras y bandas de cera fría puede no llegar a ser lo ideal, ya que buscamos zonas muy concretas y específicas. Las cejas marcan la expresión de nuestro rostro, por lo que debemos cuidar con mucho detalle la cantidad de pelo que quitamos.

Para esta zona, yo recomiendo utilizar la cera caliente. En mi caso yo utilizó un fundidor y unas espátulas o palitos de madera pequeños, muy similares a los que utilizan en los helados. De esta manera consigo aplicar la acera justo en la zona que me interesa.

Una vez conseguida la depilación, utilizó las pinzas para quitar los pequeños pelos que hayan podido sobrevivir.

Para depilar las axilas

De nuevo nos encontramos con una zona extremadamente sensible. La mayoría de de chicas prefieren utilizar la cuchilla para rasurar por la crema depilatoria , y no tener que enfrentarse con el dolor de cera, sin embargo este último sistema es mucho más duradero y eficaz.

Generalmente, se utiliza cera dura, no demasiado caliente, que se aplicará al menos en dos direcciones, una hacia arriba y otra hacia abajo.

Donde comprar la cera para depilar y precios:

No es necesario que sigas buscando. En la parte superior de esta página, seguramente has podido ver anteriormente que disponemos de un gran catálogo y de una amplia variedad de diferentes tipos y marcas de cera.

Pinchaban las fotografías de cada artículo para acceder a sus propiedades, características, ver cuánto cuestan y su precio final.

Los redactores, especialmente las chicas de paradepilar.com elegimos los mejores productos de Amazón los probamos, y luego los incluimos a la venta.

Puedes estar tranquila, de que ofrecemos siempre la mejor cera para depilar, la más vendida, la más valorada por otros clientes, y la que suele tener una mejor relación calidad precio.