Las bandas para depilar en frío están diseñadas principalmente para un uso doméstico, sencillo y sin salir de casa, donde lo que prima es la comodidad. La cera ya viene aplicada en la propia banda, y solo necesita el calor de las manos por fricción para poder derretirse.

De esta manera, evitamos tener que utilizar calentadores o cera con temperatura demasiado elevada que puede dañar y quemar nuestra piel.

Una vez calentada la banda, se aplica con la zona impregnada de cera sobre la superficie de la piel. Se presiona en la dirección del crecimiento capilar, y se tira fuertemente y de manera rápida en la dirección opuesta.

Resulta más efectiva en aquellas partes del cuerpo donde el vello es más delgado. En estas zonas se consiguen los mejores resultados, de una manera rápida y eficaz.

Inconvenientes:

1 -Los resultados son peores que con cera, pero lo suficientemente buenos como para aceptarlos como una correcta depilación.

2 – No recomendable para vello muy grueso, donde funciona mejor en caliente.

3 – A veces es necesario repetir la misma zona, por lo que puede causar irritación.

4 – Mas riesgo de pelos encarnados.

Ventajas de las bandas de cera:

1 – Son muy fáciles de utilizar.

2 – Muy baratas. Se venden en paquetes de varias unidades. Suficiente para un uso normal durante muchos meses.

3 – No es necesario colocar aparatos calentadores, microondas o cazos con cera. Se evitan las quemaduras y los posibles accidentes domésticos.

4 – Tratamiento menos doloroso según afirman la mayoría de personas.

5 – Ideal para viajar o cuando no hay tiempo de preparar la depilación con cera.

6 – Todos los tamaños y formas, específicas para las partes del cuerpo, como por ejemplo la cara, donde pueden conseguirse resultados más rápidos y fáciles que con cera caliente.

Además de bandas para depilar, en esta tienda tenemos: